El café, una bebida con historia

954 83 73 77
El café, una bebida con historia

El café, preciado producto, llegó de tierras lejanas hace ya mucho tiempo. Todos disfrutamos de él en la actualidad, pero ¿cuál es la historia del café y de los primeros distribuidores de café en grano en Sevilla?

Cuenta una leyenda que fue un pastor etíope de nombre Kaldi quien lo descubrió, tras observar que sus cabras se mostraban más activas al comer las bayas rojas de cierta planta. Él mismo se decidió a probarlas y notó también la misma energía, por lo que llevó varios de esos frutos a un monje. El monje preparó una infusión que le ayudó a mantenerse despejado por las noches: el café.

Los actuales distribuidores de café en grano en Sevilla saben que este llegó a nuestro continente hacia los siglos XVI o XVII, después de que la bebida se hubiera consumido durante varios siglos en Arabia y Constantinopla. De esas dos regiones quedó el nombre qahwa para los primeros y kahve para los turcos. Por eso en un primer momento el café fue conocido como vino de Arabia.

El café entra en Europa a través de Italia, introducido por comerciantes venecianos en 1615, y precisamente en Venecia abriría el primer local dedicado a esta bebida: el famoso Caffè Florian de la plaza de San Marcos.

En España también se convertiría en un producto muy apreciado a lo largo del siglo XVIII, compitiendo con el chocolate, y su cultivo se extendió por muchas de las colonias españolas al otro lado del Atlántico. Con el paso del tiempo, las cafeterías acabarían siendo un centro de vida social y de reunión de intelectuales, a veces llegaron a ser auténticas instituciones que aún siguen abiertas.

En Caffé Duetazze mantenemos vivas la historia y la tradición de este producto tan valioso, acercándote la calidad y el exquisito aroma del mejor café.

haz clic para copiar mailmail copiado